Hit enter after type your search item
Noticias Cartago

las Noticias de Cartago Valle

Ciudad de Mozambique abandonada mientras ISIS reclama control

/
/
/
28 Views


Ciudad de Mozambique abandonada mientras ISIS reclama control

Un niño juega en uno de los callejones del puerto de Paquitequete cerca de Pemba el 29 de marzo de 2021.

Pemba, Mozambique:

La ciudad clave de Palma, en el norte de Mozambique, estaba casi desierta el lunes, y sus residentes huían por carretera, barco o a pie mientras el ISIS reclamaba el control después de un ataque prolongado.

Militantes vinculados a ISIS atacaron la ciudad el miércoles, intensificando una insurgencia que se ha extendido sangrientamente por el norte de Mozambique desde 2017.

Decenas de personas, según el ISIS y las autoridades, murieron en lo que los testigos describen como un ataque coordinado, y un número desconocido seguía desaparecido.

Es la redada más cercana hasta ahora a un proyecto de gas multimillonario que se está construyendo en una península a solo 10 kilómetros (seis millas) de distancia, por Total de Francia y otros gigantes energéticos.

«Los soldados del califato tomaron la estratégica ciudad de Palma», dijo ISIS en un comunicado publicado en sus canales de Telegram.

Afirmó que su ofensiva tenía como objetivo objetivos militares y gubernamentales, matando a decenas de tropas y «miembros de los estados cruzados», su término para ciudadanos occidentales.

El pueblo de 75.000 habitantes en la provincia de Cabo Delgado quedó prácticamente despojado de su población, dijo el activista de la sociedad civil Adriano Nuvunga.

«La violencia ha cesado, pero se cree que algunos de los insurgentes se han retirado y algunos todavía están escondidos», dijo a la AFP.

Los testigos dijeron que decenas de combatientes se habían infiltrado en la ciudad antes del ataque.

«Los atacantes llegaron unos días antes y se escondieron en las casas de los lugareños a quienes pagaron», dijo un residente de Palma, hablando desde Mueda, donde se había refugiado.

«Los ataques comenzaron a lo largo de las principales carreteras a Palma», dijo.

Cuando la policía se apresuró a intentar repeler a los invasores, los combatientes dentro de la ciudad organizaron su propio ataque, según testigos.

Naciones Unidas condenó el asalto a Palma y dijo que se estaba coordinando estrechamente con las autoridades locales para brindar asistencia a los afectados por la violencia.

«Estamos profundamente preocupados por la situación aún en evolución en Palma, donde comenzaron los ataques armados el 24 de marzo, que supuestamente mataron a decenas de personas», dijo el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

Luchar para sobrevivir

Muchos sobrevivientes dijeron que habían caminado durante días por el bosque para buscar refugio en Mueda, 180 kilómetros (112 millas) al sur, donde llegaron cojeando con los pies hinchados.

«Muchas personas se cayeron de fatiga y no pudieron seguir caminando, especialmente los ancianos y los niños», dijo un fugitivo en Mueda que no quiso ser identificado.

Algunos sobrevivientes huyeron al sitio del proyecto de gas, desde donde se los envía a la capital regional, Pemba, en barco.

El gobierno dijo que decenas de personas murieron en el ataque de los militantes, incluidas siete personas atrapadas en una emboscada durante una operación para evacuarlos de un hotel donde habían buscado refugio.

Un sudafricano está entre los muertos, dijo su familia.

«Los ataques comenzaron poco después de que acabara de llegar un gran barco con comida», dijo un fugitivo a la AFP a través de un mensaje en línea, refiriéndose a las entregas de ayuda alimentaria a la ciudad costera más al norte del país.

«Atacaron la ciudad y trajeron camiones para llevar la comida».

Los testigos dijeron a la AFP que primero atacaron los bancos y la comisaría antes de extenderse por la ciudad.

Barcos cargados

Miles de fugitivos llegaban en lanchas el lunes a Pemba, la capital provincial a unos 250 kilómetros al sur, según fuentes de allí.

Fuentes de la agencia de ayuda internacional dijeron que entre 6.000 y 10.000 personas esperaban ser evacuadas.

El ataque obligó a trabajadores expatriados y lugareños a buscar refugio temporalmente en una planta de gas fuertemente vigilada ubicada en la cercana península de Afungi.

«Un número importante de civiles rescatados de Palma también están siendo transportados al sitio de Afungi, donde reciben apoyo humanitario y logístico», advierte Total en un comunicado.

Sea Star, un gran buque de pasajeros, llegó a Pemba el domingo con alrededor de 1.400 personas, en su mayoría trabajadores, incluidos los empleados de Total.

Pemba ya está repleta de cientos de miles de personas desplazadas por la insurgencia islamista, que ha desarraigado a casi 700.000 de sus hogares en la vasta provincia.

El último ataque «desatará una nueva avalancha de personas desplazadas», dijo Chance Briggs, de la organización benéfica Save the Children, con sede en Gran Bretaña.

El Ministerio de Defensa dijo el domingo por la noche que las fuerzas de seguridad habían «reforzado su estrategia operativa» para contener los ataques y restablecer la normalidad en Palma.

En Portugal, el primer ministro Antonio Costa dijo que su gobierno estaba monitoreando la situación con «gran preocupación», y agregó que había estado en contacto con el presidente Filipe Nyusi.

Campaña despiadada

La violenta y calculada incursión rompió una pausa de tres meses en los ataques islamistas que se atribuyen ampliamente a las tácticas de contrainsurgencia y a la temporada de lluvias de enero a marzo.

Aunque los extremistas lanzaron su campaña en 2017, los expertos dicen que comenzaron a movilizarse una década antes cuando los jóvenes descontentos comenzaron a practicar una forma más estricta de Islam, molestos porque los lugareños bebían alcohol y entraban a las mezquitas vestidos con pantalones cortos y zapatos.

Su sangrienta campaña se ha cobrado al menos 2.600 vidas, la mitad de ellas civiles.

Los insurgentes son conocidos localmente como al-Shabaaab, aunque no se cree que tengan vínculos con la organización yihadista somalí con ese nombre.

El Departamento de Estado de EE. UU. Dijo este mes que, según los informes, el grupo prometió lealtad al Estado Islámico en abril de 2018. Nombró a su líder como Abu Yasir Hassan y lo declaró terrorista mundial.

.



Source link

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar
error: El contenido está protegido !!